25.05.2020

Y qué es la Catarsis, sino la mejor forma de sentirnos plenos. Donde podemos reconocernos, escarbar en lo más profundo de nuestras emociones, para entender que somos mucho más de lo que nos han enseñado y hemos acondicionado como propio.

Aristóteles*, fue de los primeros en hacer tangible este concepto y aunque se instauraría en el campo psicoterapéutico, hoy la aplicamos cada vez más, de manera consciente o inconsciente en nosotros los seres humanos.

Esta nueva década y los “Tiempos del Coronavirus”, nos invitan a reconocernos a través de los demás, de sus vivencias, de sus aciertos o maneras de enfrentarse a la adversidad, para encontrar en medio de la tragedia, una nueva manera de transformarnos y llamar realmente a la empatía.

Necesitamos reconocer y descargar lo malo, para así resurgir en medio de lo que vislumbramos como oscuro, como encierro o dolor.

Seguramente si miramos a nuestro alrededor, contemplamos, sentimos y finalmente escuchamos, entendemos que no estamos solos, y que todo lo que hoy vemos como negativo, es el resultado de las malas decisiones colectivas, que nos han conducido hasta aquí.

Lo que vemos a diario, la manera de divertimos y percibir la vida, se construye a partir no solo de lo que se nos han enseñado en casa, sino, es una mezcla de culturas aprendidas que van construyendo nuestro conocimiento y manera de relacionarnos en sociedad. Por eso, de qué sirve culpar exclusivamente a los medios tradicionales de comunicación, o a la publicidad, como manipuladores, sexistas, misóginos, violentos, estereotipados… si finalmente tenemos claro, que sí, lo son.

No nacimos para la guerra, por eso entendemos que nuestra arma no es irnos en contra, simplemente seremos la contraparte, la otra cara de la moneda.

No subestimamos la inteligencia de nadie, solo entendemos que cada ser percibe su realidad desde la vida que ha tenido que sortear, por eso todos somos libres y capaces de escoger qué ver, qué escuchar, qué compartir y qué apropiar.

Tenemos la capacidad de indagar y ver opciones de comunicación, de información y entretenimiento. Somos dueños de hacer nuestra Catarsis interna, y entender que es a través de la conexión, no de la desconexión, de la conciencia, no de la ignorancia, que lograremos sobrepasar y transformar nuestras formas de percibir la realidad, para poder construir un mundo mejor.

Nosotras lo entendimos, e hicimos Catarsis, como mujeres, como ciudadanas inconformes con los sistemas que han venido desangrado a un mundo que hoy solo pide a gritos, que nos reconozcamos como un todo, que pensemos en colectivo.

¿Qué dice *Aristóteles?

Existen varios conceptos de lo que es la Catarsis en la estética griega y psicoterapéutica. Nosotras encontramos afinidad en cómo la definía Aristóteles, quién supo interpretar el arte, sobre el ser humano.

Aristóteles ve en la tragedia, el medio perfecto para lograr a través de la compasión y el temor, la purificación (alivio relacionado con el placer). En su definición y de acuerdo a varios análisis posteriores de la misma, se entiende la tragedia como imitación, ese proceso de vernos representados en otros, lo que también me pasa a mí. Es ese vínculo que se logra a través de piezas artísticas, que no se logran conseguir en masa, pues establecen una conexión contigo.

Nos referimos a esos conocimientos íntimos y propios del ser humano, expresados en medios artísticos, los que nos permiten dar un paso del desconocimiento, al conocimiento, ese que ratifica la verdadera transformación.

Una Opinión ,

Catarsis

Fuentes de información: Existen muchas explicaciones de lo que es la Catarsis, Google todo lo sabe, sin embargo, este documento nos llamo bastante la atención. Ver Fuente